Patrimonio

 

En los límites de Derio, casi ya envuelto por tierras de Zamudio y el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, encontramos una joya arquitectónica de gran valor sentimental e histórico, el molino de agua de Kaltzako errota, también llamado Kadaltsako errota. Es el único molino de Derio que mantiene su capacidad de funcionamiento y uno de los 2  de los que todavía existe algún vestigio de construcción. El molino es un edificio con tejado a dos aguas adosado a otro mayor usado como almacén y vivienda. A escasos metros de él se encuentra un antiguo horno de pan. El buen observador verá en su pequeña ventana recercada con sillería, una cruz grabada en su parte superior y bajo ella una fecha: 1777. Este molino es  una propiedad privada, aunque en ocasiones concretas se realizan visitas y demostraciones de moliendas.

Servía para moler harina a partir de grano. Su funcionamiento es sencillo. El agua del próximo arroyo de Geldo es captada a través de un canal hacia una presa con una compuerta que permite su salida una vez llena. Una reja evita el paso al interior del mecanismo de elementos que pudieran ocasionar problemas. El molino posee dos alturas: en la parte inferior aparece la estolda, con los rodetes que giran a gran velocidad cuando se abre el paso de agua y permiten regular la cantidad de agua y de esta manera la velocidad de giro. La superior, llamada “sala de moler”, alberga los mecanismos de molienda y los mandos y palancas para ponerlo en marcha. El movimiento de rotación del rodete se transmite a través del árbol a la piedra del molino llamada volandera. Esta gira sobre otra piedra fija, llamada solera. La separación entre ambas piedras por medio del elevador, hace que la harina sea más o menos fina.

Todo ello va protegido por el guardapolvo o tambor que posee un canal por donde se deposita la harina en un arcón de madera situado al pie de éste. El grano de maíz se añade en la tolva, situada en la parte superior del conjunto y que va apoyada sobre un bastidor de madera llamado burro. Este grano va cayendo por la canaleta a través del agujero central y entre las dos piedras.

Este molino es de doble árbol y entre ellos se sitúa el pescante, que sirve para mover las piedras y darles la vuelta, ya que cada cierto tiempo requería picarlas para que siguieran trabajando correctamente. 

ORROÑO ERROTA es el otro molino de Derio que permanece visible aunque en mal estado de conservación. Está situado en el barrio de San Isidro y es un edificio de dos alturas construido a finales del siglo XVII, con muros de mampuesto enfoscado y portalada adintelada con dos ménsulas como soportes del dintel.

En este apartado histórico se pueden citar también los molinos de Dañobeitia y Arzubia, así como la casa Errementeretxe que fue sede de una ferrería en su día.