Patrimonio

 

Esta  iglesia es el origen de lo que acabó denominándose Anteiglesia de San Cristóbal de Derio, germen del actual municipio. El templo está ubicado en la cima de una colina desde donde se domina una buena parte de la localidad. Un emplazamiento hoy alejado del núcleo urbano, pero que fue en su origen lugar de paso obligado entre las villas de Bilbao y Mungia. La época exacta de construcción es imprecisa ya que hay documentos que la datan del siglo X aunque otros la fechan entre los siglos XIII y XIV. En su pórtico y alrededor de la llamada “mesa de concejo” se realizaban las diferentes reuniones que afectaban a la comunidad que acudía a ella y se elegían a los apoderados que la representaban en las Juntas de Gernika.

La iglesia de San Cristóbal fue erigida por los labradores censuarios de Derio, sujetos al poder del Señor de Vizcaya, a diferencia de las iglesias que por aquel entonces eran normalmente edificadas por la nobleza local. A pesar de ello, a partir del siglo XV pasó por designación real al linaje de los Zamudio que cobraban los diezmos o impuestos pertenecientes a ella, una de las fuentes de ingresos que obtenía así la nobleza.

El templo está formado originariamente por una sola nave con contrafuertes laterales y torre cuadrada al pie con una pequeña espadaña frontal. El pórtico, situado en la fachada sur, está sostenido por vigas de madera y acoge su entrada principal y la mesa del concejo, ubicada a su izquierda.

El edificio actual es de un barroco donde destaca la pureza de líneas, y es el resultado de una reforma llevada a cabo en la mitad del siglo XVIII utilizando materiales de la antigua iglesia tal y como se observa en las inscripciones del umbral de una de las puertas de acceso. Asimismo se construyó la sacristía que quedó adosada a la nave central donde se encuentra una preciosa fuente de 1745 destinada a las abluciones del sacerdote.

En el interior de la iglesia podemos observar el coro con balaustrada de madera y la puerta de acceso al campanario. Bajo él se encuentra una segunda entrada. Frente a la principal se encuentran dos bellos retablos barrocos con las imágenes de San Antonio de Padua y San Esteban, este último proveniente de la antigua ermita del mismo nombre. La imagen central de San Cristóbal, flanqueada por tallas de San Isidro y Santa María de la Cabeza, preside la Capilla. En su parte superior una imagen de Santiago domina la escena. Completa la imaginería del recinto la Virgen con el niño de rica policromía y un gran Cristo crucificado, noble talla del siglo XV de estilo gótico flamenco. A sus pies está la pila bautismal de una enorme sencillez.

En 1983 se trasladó al Museo Diocesano de Bilbao la  imagen más notable perteneciente al templo: una Andra Mari (Virgen con niño) gótica del año 1320 que junto con las de Begoña y Markina son las más antiguas de Bizkaia.

Con el último cambio de siglo, el templo se convirtió en lugar de oración y de encuentro para cientos de feligreses ortodoxos -rumanos, rusos, griegos y moldavos- que se congregan allí cada semana para celebrar el culto religioso y practicar su fe.

Imágenes

  • San Cristobal
  • San Cristobal
  • San Cristobal