Municipio

 

Los abusos de poder de los señores feudales y las luchas sangrientas entre bandos eran frecuentes en el Txorierri, tal y como atestiguan las crónicas de la época y las numerosas torres que aún perduran, como las de Zamudio, Lezama, Sangroniz, Asua o Martiartu. Por ello, era frecuente que caseríos y montes de Derio  solicitasen la pertenencia a la Villa de Mungía  a pesar de estar situados fuera de ella.

Pero si algo daba el reconocimiento definitivo como anteiglesia era su representación en las Juntas de Gernika. Derio la obtuvo tardíamente, siendo la penúltima en conseguirlo el 24 de septiembre de 1688 y ocupando el asiento número 72 por la Merindad de Uribe.

Por aquel entonces se le concedieron dos apoderados, uno para la anteiglesia, que era el que acudía a las juntas y otro para los avecinados de Derio a la Villa de Munguía, que acudían a esta última para resolver sus asuntos.