Municipio

 

A partir del fin de la guerra, la industria se instala en Derio. En 1958 ya había 4 fábricas que daban trabajo a más de 300 personas.

Destaca el importante movimiento migratorio que tuvo lugar durante la década de los 60 y 70, principalmente desde Extremadura, Andalucía y Castilla por la necesidad de mano de obra que trajo consigo un importante crecimiento poblacional duplicándose ésta en apenas 10 años. Durante esta década se construye la práctica totalidad del núcleo urbano que constituyó toda una revolución para la pequeña anteiglesia que pasó a ser el mayor núcleo de población del Txorierri.

En 1965 debido a la necesidad de espacio de Bilbao y a la insuficiencia económica y técnica de Derio, esta Anteiglesia se anexiona a Bilbao, situación que duró hasta 1982 cuando el descontento general llevó a recuperar la independencia municipal, manteniendo los límites territoriales previos.

La crisis económica de los 80 afecta significativamente al municipio. Las reconversiones industriales y recortes de plantilla en empresas del entorno tan señaladas como Olarra o Magefesa hacen que emigrantes retornen a sus lugares de origen y que la juventud emigre, lo que hace que Derio pierda un 10% de su población en algo más de una década. Esta tendencia se rompe a partir de final del siglo XX cuando Derio va recuperando poder económico y empresarial con el desarrollo de polígonos y del parque tecnológico de Bizkaia  e inicia su senda de incremento poblacional acompañado de una revolución urbanística que dota a Derio de una importante oferta de vivienda en nuevos barrios surgidos en zonas como Ganbe o Errementeriñe.

En la actualidad, el municipio de Derio, junto con los términos municipales limítrofes de Loiu, Sondika, Zamudio, Lezama y Larrabetzu son parte integrante de la denominada Mancomunidad de servicios del Txorierri.

Hoy en día Derio es un pueblo activo y moderno, con una importante dotación de infraestructuras y servicios y con una cercanía a Bilbao, que lo convierte en un municipio muy atractivo tanto para vivir como para trabajar.