Municipio

 

A principios del siglo XX Derio contaba con menos de 300 habitantes, muy similar a 100 años antes, configurando uno de los pueblos más pequeños del Señorío de Vizcaya. La llegada del tren de Lezama en 1894, el de Munguía poco después y la construcción en 1901 del cementerio de Bilbao, supusieron importantes  cambios para un municipio eminentemente rural.

La reafirmación de Derio ante la villa de Munguía seguía provocando conflictos. Así en 1905 un pleito enfrentó ambos municipios por la posesión del apeadero de Artebakarra quedando resuelto a favor de Derio. En 1925 buena parte de los avecindados a Munguía deciden incorporarse a la anteiglesia de Derio, pasando la población de 446 a 1060 habitantes, pero dos años más tarde, en 1927, ante la falta de recursos económicos, Derio decide su anexión a Zamudio. Esta unión se mantuvo hasta 1931, año en el que el descontento popular, devolvió la autonomía al municipio.

Los trágicos años de la guerra civil, los montes de Derio, que formaban parte del Cinturón de Hierro de Bilbao, se convierten en objetivo prioritario de la aviación alemana y de las tropas navarras del general Mola, que en los primeros días de junio de 1937, entran brutalmente en Derio procedentes de Munguía. El cementerio de Vista Alegre de Bilbao en los aledaños de nuestro municipio fue dañado por los bombardeos y fue triste escenario de numerosos fusilamientos.